VOCO Dental Aid

VOCO apoya en el marco de su iniciativa “VOCO Dental Aid” diversos proyectos de ayuda humanitaria odontológica. En estos proyectos trabajan ayudantes honoríficos en diferentes lugares del mundo y aportan allí su valiosa contribución en cuanto al tratamiento odontológico y esto frecuentemente durante varias semanas. Esto vale sobre todo para aquellas personas que apenas tienen o no tienen acceso a las contribuciones del sistema sanitario correspondiente. Estas personas también viven muchas veces en regiones lejanas e intransitables que son alcanzables por los ayudantes solamente bajo enormes esfuerzos. In situ se ven obligados a enfrentarse con ulteriores desafíos. Pero mismo bajo condiciones difíciles también es importante la calidad y la facilidad del uso de los materiales dentales utilizados. VOCO aprecia expresamente el entusiasmo humanitario de los ayudantes odontológicos y les facilita de manera gratuita productos probados de su surtido. Con estos materiales se realizan existosamente medidas de profilaxis así como rehabilitaciones dentales y, dado el caso, se equipan estaciones dentales para futuros tratamientos. Lea aquí más sobre algunos proyectos de ayuda que ya hemos apoyado en el marco de nuestra initicativa “VOCO Dental Aid”.

Apoyo a los niños en «la batalla más importante de su vida»
VOCO Dental Aid
(Neu) El doctor Tomislav Škrinjarić, profesor adjunto en el Hospital Universitario de En el hospital ofrece tratamiento gratuito para niños con cáncer 

El doctor Škrinjarić solo utiliza productos dentales de alta calidad para el Sus pacientes sienten que están en buenas manos Muchos niños disfrutan especialmente cuando les dejan elegir vivos colores para

El doctor Tomislav Škrinjarić comenzó su carrera como odontólogo en el Hospital Universitario de Zagreb, en Croacia. Actualmente ocupa el puesto de profesor adjunto del departamento de odontología pediátrica y odontología preventiva. Hace dos años decidió dedicar parte de su tiempo al tratamiento de los niños con cáncer. En una entrevista explica las razones de su decisión y la importancia de este trabajo para él.

 

¿Desde cuándo ejerce como odontólogo? ¿Podría describirnos brevemente su trayectoria profesional?

Me gradué en la Escuela de Medicina Dental de la Universidad de Zagreb (Croacia) en 2006. Comencé mi vida profesional en el campo de la odontología en el Departamento de Prostodoncia Fija en la Escuela de Medicina Dental de la Universidad de Zagreb a finales de verano de 2007. Estuve allí durante un año y medio. A continuación, en la primavera de 2009, me trasladé al Departamento de Odontología Pediátrica y Preventiva, donde adquirí la especialidad de Odontología Pediátrica y Preventiva en 2012. Defendí mi tesis doctoral sobre Traumatología Dental en 2013. En mayo de 2016 pasé a ser Profesor Auxiliar en el Departamento de Odontología Pediátrica y Preventiva. Mis áreas de interés son la traumatología dental, la sedación dental, los materiales dentales, la genética orofacial, el exploración y diagnóstico médico por imagen 3D y, especialmente, el tratamiento dental de pacientes pediátricos oncológicos. Esta es mi trayectoria en resumen.

 

¿Qué le llevó a los pacientes pediátricos oncológicos? ¿Qué motivó su decisión de dedicarse a este perfil de pacientes?

Me decanté por el tratamiento de los pacientes oncológicos después de atender la primera visita de un paciente pediátrico oncológico. Yo no estaba en absoluto satisfecho con el tratamiento dental que le había proporcionado el odontólogo anterior o, para ser más exacto, estaba muy decepcionado con la calidad del tratamiento dental. No hay que olvidar que esos niños están afrontando el combate más duro de su vida, al igual que sus padres. El tratamiento médico es bastante agotador, tanto mental como físicamente, y sus padres también sufren con ellos. Creo que lo mínimo que un odontólogo puede hacer por estos pacientes es proporcionarles restauraciones dentales impecables, de excelente calidad.

 

Un gran número de los pacientes oncológicos que me visitaban presentaban una mala salud bucodental en su primera visita. Es frecuente que muchos de los padres no estén bien informados sobre las características de una dieta adecuada o sobre la importancia de la higiene bucodental, algo que se ve reflejado en la salud bucodental de sus hijos. En el caso de los pacientes oncológicos, la situación se torna mucho más compleja, debido a la hospitalización y al tratamiento médico general; básicamente están incapacitados para ocuparse de la higiene bucodental tanto como en realidad quisieran.

 

Para los pacientes pediátricos oncológicos, la salud bucodental es extremadamente importante en el marco de su tratamiento general. Esto es así sobre todo porque incluso la infección bacteriana más leve puede acabar repercutiendo negativamente en su salud durante el tratamiento médico crucial, por ejemplo durante la inmunosupresión, la quimioterapia en dosis altas o el trasplante de médula ósea. Por eso, el tratamiento de la caries, así como el endodóntico, requieren una atención sanitaria dental impecable.

 

¿Cuántos niños enfermos ha tratado ya?

Hasta ahora he tratado, en los dos años desde que empecé, a unos 40 pacientes pediátricos oncológicos.

 

¿Cuánto tiempo está invirtiendo en su proyecto Dental Aid? ¿Tiene un horario fijo para el tratamiento dental de pacientes pediátricos oncológicos?

El tratamiento de este tipo de pacientes es difícil de planificar. Las citas para consulta dental se fijan en función de las necesidades. Algunas veces tengo 4 o 5 pacientes al día y, en ocasiones, no atiendo a pacientes oncológicos en 3 o 4 semanas. La frecuencia de las visitas depende del tiempo del que dispongo hasta el inicio del tratamiento médico crucial, ya sea por trasplante de médula ósea o porque estos niños se van al extranjero para recibir tratamiento médico, o bien debido a una drástica merma de su estado inmunitario.

 

Si tengo a un paciente pediátrico oncológico que necesita un tratamiento dental extensivo y solo dispone de un par de días, me dedico en exclusiva a él. Así que le trato un día tras otro, pospongo las citas de otros pacientes frecuentes y dejo a un lado el resto de mis obligaciones. Si se trata de un paciente muy pequeño o poco cooperativo que necesita tratamiento urgentemente, le trato con anestesia general en quirófano en nuestra otra Clínica Universitaria. A continuación completamos el tratamiento dental integral en una sola visita.

 

¿A qué debería prestar especial atención un odontólogo al tratar a estos pacientes?

En mi opinión, el tratamiento dental de los pacientes pediátricos oncológicos es el campo más complejo y que más responsabilidad conlleva dentro de la odontología. Un tratamiento superficial podría repercutir negativamente en la salud de estos pequeños y poner sus vidas en peligro. El propio éxito de su tratamiento médico general es cuestionable y, con un tratamiento dental deficiente, las posibilidades de supervivencia son incluso menores. Por eso resulta del todo necesario trabajar con una meticulosidad y velocidad extraordinarias, que constituyan un tratamiento dental impecable.

 

Además de los criterios clínicos excepcionalmente elevados que deben aplicarse en el tratamiento dental, también suponen factores esenciales en el tratamiento de los pacientes pediátricos oncológicos la capacidad de gestión de la conducta y la empatía con estos niños gravemente enfermos. La mayoría de estos pacientes, al igual que sus padres, están bastante deprimidos por la situación general. En mi caso, he tenido un gran número de pacientes muy poco cooperativos. A veces ha sido necesario dedicar una gran dosis de esfuerzo y paciencia a la gestión de la conducta para lograr que cooperasen y que pudiésemos siquiera empezar el tratamiento dental. En ocasiones, todo esto puede resultar extremadamente difícil para el odontólogo desde el punto de vista psicológico, principalmente por la progresión del cáncer en estos pacientes pequeños. Algunos de estos pacientes que eran plenamente conscientes de la progresión de su enfermedad y de su evolución final desfavorable consolaban a sus padres, quienes sufrían terriblemente al ver la ineficacia terapéutica de los fármacos y el fracaso del tratamiento médico para sus hijos.

 

Algunos pacientes padecen crisis neurológicas debido a sus tumores cerebrales. El odontólogo se encuentra en una situación en la que el paciente mueve la cabeza de forma incontrolada y aquel tiene que prestar tratamiento en una situación ya de por sí delicada. Un buen ejemplo sería cuando tratas una lesión cariosa directamente sobre la pulpa, así que, al igual que tan solo una décima de milímetro te separa de un tratamiento endodóntico, estás a su vez a una décima de milímetro de mayores complicaciones en el tratamiento dental o, posiblemente, de la extracción de la pieza. No te puedes permitir esta complicación adicional porque dispones de un tiempo estrictamente determinado para realizar el tratamiento dental completo y no quieres deprimir aún más a este pequeño paciente con la posibilidad de extraerle un diente y deteriorar su apariencia física.

 

Así pues, algunos pacientes pediátricos oncológicos, debido a su enfermedad y al tratamiento médico general, padecen crisis neurológicas en mitad del proceso del tratamiento dental. Por eso has de ser especialmente rápido y hábil en la restauración dental.

 

¿Cuáles son sus objetivos y expectativas en relación con el proyecto?

Además de la pericia del odontólogo, la parte crucial del tratamiento global es la elección de los materiales dentales para tratar al paciente. Hay una amplísima gama de materiales dentales en el mercado. La mayoría de ellos son de calidad. Sin embargo, que los materiales sean de calidad no es suficiente para los pacientes oncológicos. Estos no solo merecen, sino que también necesitan los mejores materiales dentales posibles. Proporcionar tratamiento dental a los pacientes pediátricos oncológicos con materiales dentales de dudosa calidad está, como mínimo, falto de ética. Los materiales dentales para los pacientes con más necesidades y con el estado de salud bucodental más delicado deben tener las mejores propiedades físicas, con diferencia, y una de las características más importantes es la biocompatibilidad.

 

Los materiales dentales de VOCO se sitúan a la cabeza de los competidores en el mercado internacional, pues ofrecen las mejores propiedades físicas como, por ejemplo, una extraordinaria calidad y durabilidad de las restauraciones dentales.

 

Además, una característica muy importante de los materiales dentales es la biocompatibilidad, es decir, su ausencia de toxicidad. La serie Admira Fusion de composites nanohíbridos ORMOCER es muy conocida por no contener monómeros clásicos en su composición y, por tanto, no liberan componentes tóxicos al organismo de estos niños gravemente enfermos y con un estado inmunitario deficiente.

 

También goza de gran reconocimiento el increíble efecto del compómero coloreado Twinky Star en la gestión de la conducta. La facilidad con la que he conseguido ganarme la cooperación de algunos pacientes poco cooperativos y el procedimiento en sí de tratamiento dental han sido sorprendentes.

 

Lo mismo que otros muchos materiales dentales de VOCO, como Profluoride Varnish con unos sabores estupendos, los materiales de base de fácil aplicación (Ionoseal, Calcimol LC) y algunos otros.

 

Toda esta gama de materiales dentales me genera gran confianza cuando he de utilizar los mejores materiales dentales posibles disponibles en el mercado. Así pues, creo que estas restauraciones dentales serán de una calidad impecable y que, al menos desde el punto de vista dental, estos pequeños pacientes oncológicos recibirán un tratamiento completo y de la mejor manera posible.

 

Todo ello no habría sido posible sin el proyecto VOCO Dental Aid y la cuantiosa y generosa donación de varios materiales dentales de VOCO para el tratamiento de estos niños gravemente enfermos. Espero que la Misión Odontológica VOCO para el tratamiento dental de pacientes pediátricos oncológicos continúe y siga proporcionando materiales dentales de la mejor calidad posible para estos niños gravemente enfermos.

 

¿Qué significa para usted trabajar en este proyecto?

En la primera visita, la mayoría de los pacientes pediátricos oncológicos estaban bastante deprimidos por la situación general, tanto por la enfermedad como por el agotador tratamiento médico. En el caso de algunos pacientes poco cooperativos, los padres se mostraban bastante escépticos sobre si seríamos capaces de tratar todos los dientes necesarios, especialmente por el escaso tiempo disponible. Algunos padres me pedían de inmediato en la primera visita que tratase a sus hijos bajo anestesia general, porque dudaban de que yo fuese capaz de conseguir que sus hijos poco cooperativos acabasen cooperando. Para superar este obstáculo fue necesario dedicar un esfuerzo ingente en la gestión de la conducta. También encontré gran apoyo en los materiales dentales de VOCO, especialmente en el excepcional Twinky Star. Twinky Star ha abierto muchas puertas en términos de cooperación.

 

Comencé el tratamiento en fases de depresión grave y pacientes pediátricos oncológicos poco cooperativos con lesiones cariosas extensas y un gran número de dientes deteriorados. Y finalicé el tratamiento con la sonrisa deslumbrante de estos pacientes graves, que venían a mi despacho tan contentos y con ganas de compañía. Ahí constaté lo importante que es para estos niños tener una sonrisa sana y lo felices y amables que son a pesar de tantos problemas serios con los que ellos y sus padres están luchando en su vida. Algunos de estos niños me han nombrado su superamigo, me abrazaban al verme y querían sacarse una foto conmigo como recuerdo. Para gran pesar mío, algunos de mis superamigos ya no se encuentran entre nosotros porque su cáncer ha sido implacable. Pero nunca olvidaré los momentos que pasamos juntos. La transformación de su estado de ánimo de tremendamente negativo a tremendamente positivo y tremendamente feliz, a pesar de su grave enfermedad, es para mí toda una satisfacción excepcional y sorprendente.

 

La posibilidad de ser partícipe de tan solo una pequeña parte de sus vidas, pero una parte muy positiva, es todo un honor y un reconocimiento extraordinario para mí. Es algo más que una restauración dental compleja. Es la razón por la que me quiero dedicar a tratar pacientes pediátricos oncológicos en mi restante trayectoria profesional.

A toda máquina por las Islas de Barlovento y Sotavento
VOCO Dental Aid
VOCO colaboró en una misión odontológica en las islas de Cabo Verde. Cabo Verde se considera una joya secreta para turistas ávidos de sol y aventura. Los parajes montañosos y volcánicos caracterizan el paisaje de la isla de Santia Muchos niños se presentaron en la consulta con traumatismos o defectos en los di Principalmente, la mayor parte de los niños y los adolescentes presentaban un gr A este joven paciente las caries le habían destruido ya casi todos los dientes. Junto con la ausente o insuficiente higiene dental, el extendido consumo de dulc El último día del proyecto se instruyó a todos los niños de una escuela sobre la Los cuatro odontólogos de Alemania con el personal sanitario del Centre de Sãude Los colaboradores de DWLF en Cabo Verde: Julia Reichmann, Dra. Carina Angeli, Dr

Como arrojadas al azul del Atlántico, las islas de Cabo Verde están ubicadas entre Europa, África y Sudamérica. Gracias a su constante clima templado, la variedad de sus paisajes, su particular diversidad cultural y exótico encanto, hace tiempo que este archipiélago se recomienda como joya desconocida para turistas ávidos de sol y aventura. Pero la mayoría de estos visitantes no percibe la cara oscura de este pintoresco estado insular. Otros, por el contrario, están allí para proporcionar tratamiento médico de forma voluntaria, precisamente a quienes en general no pueden acceder a él o solo muy difícilmente.

 

Ilusorio paraíso tropical

La República de Cabo Verde constituye, con una superficie de algo más de 4000 kilómetros cuadrados y una población de aproximadamente 520 000 habitantes, uno de los países más pequeños del mundo. Este archipiélago, situado a unos 500 kilómetros de la costa de África Occidental, está formado por 15 islas, de las cuales nueve están habitadas. Se distingue entre las islas del norte, «de Barlovento», y las islas del sur, «de Sotavento», es decir, entre las islas situadas por encima y por debajo de los vientos alisios del nordeste. Cabo Verde, antigua provincia portuguesa de ultramar y estado soberano desde 1975, ha registrado en los últimos años un ascenso en el índice internacional de desarrollo.

 

Por otro lado, el país no dispone de recursos minerales ni de las condiciones naturales para convertirse en una agricultura rentable orientada a la exportación. Además de la ayuda económica extranjera, los ingresos del país proceden de la exportación de productos de la pesca, textiles y semielaborados, así como del turismo, que se va desarrollando lentamente. No obstante, con una tasa de desempleo del 21%, son también los envíos de dinero de parientes en el extranjero los que ayudan a subsistir a alrededor de dos tercios de las familias de Cabo Verde.

 

El sistema sanitario solo cubre una asistencia básica

El sistema sanitario público de Cabo Verde, con 50 médicos por cada 100 000 habitantes, solo puede proporcionar un tratamiento básico en unos hospitales y clínicas cuyo equipamiento tiene un nivel muy inferior a los estándares de la OCDE. Únicamente hay 20 odontólogos, de los cuales la mitad se dedican a la práctica privada. De todos modos, la mayoría de la población no puede permitirse un tratamiento en las consultas privadas, lo cual se debe por una parte al coste del tratamiento y por otra, al coste comparativamente elevado del transporte.

 

Y es que las consultas odontológicas, ya sean públicas o privadas, no están distribuidas de forma uniforme en las islas, de modo que para recibir un tratamiento se debe contar con el coste del avión o el ferry a una de las islas más grandes o incluso a Praia, la capital. Por este motivo, muchos de los habitantes de Cabo Verde no habían pisado nunca la consulta de un dentista, a lo que se suma un nivel muy bajo de la atención odontológica. Medidas como la profilaxis de la caries, la fluoración, los sellados, los tratamientos radiculares y ortodónticos y los tratamientos de periodontitis son aquí desconocidos, y la carencia de material obliga con frecuencia a extraer la pieza directamente en lugar de restaurarla.

 

Misión humanitaria en São Domingos con DWLF

Para que al menos algunas personas puedan ayudar, la fundación «Dentistas sin Fronteras» (Dentists Without Limits Foundation, DWLF) organiza proyectos con regularidad, como por ejemplo el realizado en abril de 2016 en la isla de Santiago, en el que participó la Dra. Carina Angeli (33 años y procedente de Sontra, una localidad en el norte de Hesse) y otros tres colegas de Alemania. La sede de la misión era el hospital Centre de Sãude de la localidad de São Domingos, situada a unos 20 kilómetros de la capital, Praia, en el sur de la isla de mayor tamaño y más poblada de Cabo Verde. Los cuatro odontólogos atendieron durante dos semanas, en una habitación de hospital acondicionada provisionalmente, a un total de 299 pacientes de edades comprendidas entre 2 y 83 años, de los cuales dos tercios eran niños y adolescentes.

 

Caries masivas entre los más jóvenes

Se puso de manifiesto que principalmente la mayor parte de los niños y los adolescentes presentaban un gran número de caries. Esto se debe, por una parte, a la falta de concienciación sobre una higiene dental suficiente y, por otra, a los numerosos dulces y bebidas azucaradas que se venden con gran éxito en todas partes de la ciudad e incluso frente a las escuelas, en sencillos puestos ambulantes. Los pacientes de más edad presentaban bastantes menos caries, pero en cambio tenían grandes cantidades de sarro dental y espacios edéntulos sin tratar. En los pacientes de edad muy avanzada, principalmente en las mujeres, se podía observar una dentadura aún completa, si bien con dientes con gran abrasión. Además, varios niños de unos 10 años de edad se presentaron para recibir tratamiento por traumatismos en los dientes anteriores.

 

A la vista de los hallazgos, Angeli se mostraba bastante afectada: «En muchos niños y adolescentes lo que quedaba del diente estaba podrido hasta la encía. Casos como estos apenas se ven en nuestra práctica diaria en Alemania. Por desgracia, entre los dientes extraídos había muchos dientes de leche. Ninguno de los niños había estado en su vida en una consulta odontológica y aquí no se aplican medidas de prevención. En vez de ello, la mayoría de los niños comen dulces sin cesar, disponibles en cada esquina. Un niño de dos años presentaba caries en absolutamente todos los dientes de leche.»

 

Balance tras la misión de dos semanas

Durante las dos semanas del proyecto, los cuatro odontólogos alemanes extrajeron 267 dientes, realizaron 144 obturaciones, eliminaron el sarro a 49 pacientes, reconstruyeron 12 dientes anteriores, realizaron dos tratamientos radiculares y numerosas fluoraciones locales. Calculado sobre la base de la tarifa más económica de un seguro médico obligatorio alemán, el trabajo realizado ascendió a un volumen total de aproximadamente 25 000 euros. Para fijar en la mente de los niños una higiene dental correcta y continuada, los odontólogos visitaron el último día del proyecto una escuela de un pueblo apartado. Allí mostraron a 80 niños de todos los cursos de primaria cómo se deben cuidar los dientes, y practicaron lo aprendido con cepillos de dientes que distribuyeron entre ellos. Angeli se alegra de haber podido ayudar en São Domingos y al mismo tiempo haber adquirido una importante experiencia. «El ejercicio profesional en Cabo Verde y en Alemania son dos mundos completamente diferentes. En primer lugar tuve que volver a habituarme», afirma la joven odontóloga.

 

Fotografías: Carina Angeli

Dentists and friends: misión odontológica en Bolivia
VOCO Dental Aid
la organización alemana Dentists and Friends desarrolla desde hace muchos años s Bolivia continúa siendo uno de los países más pobres de Sudamérica. Dentists and para muchas familias es prácticamente imposible acudir a un dentista. La falta d para resolver este problema, los niños comenzaron por escuchar una explicación t ... antes de probar por sí mismos lo que habían aprendido. Se entregó a cada niñ un animal en la sala de espera: el equipo de Dentists and Friends no solo conoci la intervención en Bolivia culmina con éxito: el equipo de Dentists and Friends,

Bolivia es un destino atractivo para muchos turistas que desean conocer y explorar Sudamérica. Este país, que ocupa el corazón de Sudamérica y carece de salida al mar, alberga una naturaleza fascinante y, dadas sus enormes diferencias de altitud, presenta fuertes contrastes de paisaje junto con una gran diversidad climática. Sin embargo, el viajero en Bolivia encuentra numerosos impedimentos, tales como unas infraestructuras deficientes y los elevados índices de criminalidad de un país atenazado por la pobreza en muchas de sus regiones, entre otros. La asistencia médica para la población suele ser extremadamente precaria.

 

La situación es aún más alarmante en algunos rincones remotos del país, como la Isla del Sol, en el lago Titicaca, la cual es uno de los destinos más visitados de Bolivia. Alrededor de 3000 personas viven en esta isla a altitudes difíciles de concebir que alcanzan los 4000 metros. Hasta 2013, su población –pese a ser relativamente numerosa– apenas disponía de asistencia médica y carecía por completo de atención odontológica. Para muchas personas la visita al dentista conlleva, por tanto, grandes dificultades, ya que el desplazamiento al continente requiere mucho tiempo y un gran esfuerzo económico.

 

«Dentists and friends» presta ayuda

En tales condiciones, la ayuda de las organizaciones humanitarias internacionales reviste gran importancia para facilitar, por lo menos a algunos isleños, información básica sobre higiene bucal y prevención de la caries y para llevar a cabo tratamientos odontológicos. La organización humanitaria alemana «Dentists and friends» presta asistencia médica a personas necesitadas en regiones subdesarrolladas de todo el mundo. Para su misión, cuenta con la colaboración tanto de organizaciones y gobiernos locales como de empresas dentales, que, como VOCO, abastecen de materiales dentales a los equipos de voluntarios. El proyecto de la Isla del Sol volvió a ofrecer a VOCO un motivo para proveer a los cooperantes con materiales y contribuir así al éxito de su causa.

 

La misión de un odontólogo austríaco

La expedición que emprendió este proyecto contó entre sus integrantes con el Dr. Tobias Pichler, un joven odontólogo de Linz (Austria). Este cooperante pasó dos meses en la Isla del Sol tratando a numerosos adultos y muchos niños junto con la coordinadora del proyecto, la Dra. Annette Schoof-Hosemann, y otros odontólogos.

 

La baja calidad de vida de la población boliviana conmovió al odontólogo: «La pobreza y la falta de perspectivas eran perceptibles en la calle y estaban escritas en la cara de la gente. En la isla nos esperaban unas míseras condiciones de vida, una higiene cuestionable y la ausencia de comodidades propia del tercer mundo. Sus habitantes, en su mayoría pastores, nos escrutaban casi siempre con cierta reserva, pero se mostraron amables y a veces mostraban interés por nuestro ‘concepto de salud bucal’».

 

El primer objetivo del proyecto consistió en proporcionar información a los alumnos de la Isla del Sol acerca de aspectos esenciales de la higiene bucal. Aunque los cooperantes de la organización humanitaria llevaban ya visitando las escuelas varios años, seguía habiendo muchos niños que «al parecer nunca antes habían visto un ‘cepillo de esos para los dientes’ y que no sabían cómo manejar un cepillo ni realizar el movimiento circular», explica el Dr. Pichler. El equipo instruyó a los niños en la limpieza de los dientes y llevó a cabo numerosas fluoraciones. A la falta de concienciación sobre limpieza dental, se añade el problema de la alimentación poco saludable de las escuelas. Entristecía ver como «los dientes recién limpiados y tratados por fluoración de los niños se enfrentaban a cacao y palomitas dulces de maíz», afirma el Dr. Pichler.

 

El segundo punto de intervención era el consultorio, que gracias a las donaciones estaba muy bien surtido de material. El único tratamiento posible para muchos pacientes fue practicar una extracción, pero en algunos casos fue posible conservar los dientes y restaurarlos con obturaciones.

 

Balance del proyecto

Los dos equipos de odontólogos (el Dr. Tobias Pichler, la Dra. Annette Schoof-Hosemann y las estudiantes de odontología Tanas Mastani y Diva Nang de Bonn, así como la odontóloga Carina Baumgart y los estudiantes Lena Spangler y Leonard Heym) han tratado a un total de casi 150 pacientes durante su estancia en el país. Además, se ha provisto a más de 400 niños con cepillos y pasta de dientes y se les ha tratado la dentadura con fluoración. Gracias a su participación en el proyecto, los odontólogos han cosechado experiencias y encuentros personales enriquecedores. La gratitud de los pacientes y la curiosidad de los niños reportaron una honda impresión a todo el equipo. El Dr. Tobias Pichler está absolutamente seguro de que este no será su último proyecto, puesto que «todavía hay muchos lugares y personas que necesitan ayuda en el mundo».

 

Fuente: Dr. Tobias Pichler, Dra. Annette Schoof-Hosemann / Dentists and Friends

Más allá de la civilización
VOCO Dental Aid
La higienista dental británica Louise Bambrick viaja a Uganda junto con el equip Louise y sus colegas han tratado a más de 2000 pacientes en su último proyecto e En Uganda se encuentran tan solo 0,5 odontólogos por cada 10 000 habitantes. Muc Louise Bambrick planea viajar en el futuro cada año a Uganda con fines humanitar

En febrero de 2012 Louise Bambrick, por entonces auxiliar de odontología, viajó a Uganda para prestar apoyo al proyecto de ayuda Dentaid. Uganda necesita con urgencia asistencia médica del extranjero, especialmente en materia de educación odontológica. Durante tres semanas, Louise Bambrick y otros auxiliares trasmitieron su conocimiento especializado, principalmente en las áreas rurales del país. Las familias que viven allí, alejadas de la civilización y, sobre todo, de cualquier atención sanitaria, no disponen ni de cepillos dentales ni de pasta dentífrica. Un tratamiento odontológico queda completamente descartado, ya que hay muy pocos odontólogos en Uganda. Por medio de una comparación podemos ver lo reducida que es en realidad la cifra: en Gran Bretaña hay aprox. 28 odontólogos por cada 10 000 habitantes. En Uganda se encuentran tan solo 0,5 odontólogos por cada 10 000 habitantes. No hace falta ser odontólogo para entender cuáles son las consecuencias de tal realidad. En el transcurso del viaje, los odontólogos se alarman una y otra vez ante el pésimo estado de los dientes.

 

Nuevas posibilidades como higienista dental

En el año 2017, Louise Bambrick viajó de nuevo a Uganda y ofreció su apoyo al proyecto durante once semanas en total, esta vez como higienista dental. Esta posición le permitió realizar extracciones de dientes en niños, aplicar obturaciones y tratamientos con fluoruro. Además, le fue posible informar a padres y profesores sobre las medidas de prevención adecuadas para las enfermedades bucodentales más recurrentes.

 

Distribución de cepillos dentales y pasta dentífrica

Por supuesto, Louise Bambrick no lo hizo todo ella sola. Para apoyar el proyecto de ayuda odontológica, recorrió Uganda junto con un equipo compuesto por dos odontólogos, tres higienistas dentales, dos auxiliares de odontología y dos voluntarios. En su agenda figuraban nueve destinos: colegios y orfanatos entre otros. Todos con el objetivo de aliviar el dolor de niños y adultos. En total administraron tratamiento a 2110 pacientes. Cada uno de ellos recibió un cepillo dental y pasta dentífrica, así como información sobre la higiene bucal. Gracias al Profluorid Varnish donado por VOCO se pudieron tratar los dientes de 1108 pacientes con fluoruro. Los odontólogos estaban encantados al poder emplear la donación de VOCO para la prevención de caries.

 

Louise Bambrick se propone regresar en el futuro cada año a Uganda para seguir contribuyendo al proyecto con sus conocimientos y habilidades.